La VPC y la Recertificación
 Medikuen Ahotsa

La VPC y la Recertificación

Editoriales

El historial profesional de cada uno lo desarrollamos con un esfuerzo importante. Conocemos nuestros puntos fuertes y débiles en nuestro ejercicio, y es responsabilidad nuestra mantener una adecuada actualización de nuestros conocimientos, cuando no desarrollar iniciativas dirigidas a profundizar en el estudio de áreas determinadas, y a la investigación.

Los Colegios de Médicos, lo podéis ver en sus estatutos, tienen como uno de sus objetivos principales cuidar de la salud de la población. Se puede alcanzar este objetivo por varios caminos, de los que el más importante es poder garantizar al ciudadano y al sistema de salud correspondiente, en nuestro caso a Osakidetza, que un médico está colegiado, por lo tanto ha demostrado que es médico, tiene o no título de una o varias especialidades, y no tiene abierto ningún tipo de expediente en el Colegio.

Otra forma de protección de la población que tenemos a través de los Colegios es la capacidad de inhabilitar a un médico, lo que a veces ocurre por la causa de trastornos psiquiátricos o de adicciones. En estas situaciones el sujeto afectado puede no tener capacidad para apreciar el deterioro de su labor profesional. Para estos casos los Colegios de Médicos disponemos del PAIME (Patronato de Ayuda Integral al Médico Enfermo) como medio para solucionar el problema de forma individualizada y confidencial.

Pero para lograr una adecuación a los tiempos que vivimos, y una adaptación a las normativas europeas, debemos implementar algunos de estos mecanismos en dos líneas: la Valoración Periódica de la Colegiación (VPC) y la Recertificación.

Valoración Periódica de la Colegiación

Representa, principalmente, una actualización periódica de dos datos:

  1. Demostrar ejercicio profesional activo en el área previamente señalada al Colegio.
  2. Certificación de salud psicofísica.

Ambos, junto a los ya existentes en el propio Colegio (Médico colegiado, especialista o no, y ausencia de expediente alguno), constituyen lo que periódicamente constituirá la VPC, cuya vigencia durará en torno a los 6 años, pasados los cuales habrá que repetirla.

Sabemos que es una pequeña molestia más, pero para el colectivo médico es muy importante disponer de mecanismos de este tipo que permiten dar garantías a la ciudadanía. Se procurará simplificar al máximo la forma de realizar la VPC (vía telemática).

Recertificación

Supone demostrar de forma periódica que el profesional ha mantenido niveles aceptables de formación continuada. En este capítulo son lógicamente las Sociedades Científicas las que establecen los criterios a aplicar, y que los Colegios de Médicos aplicarán en un buen número de especialidades médicas.

Con esta segunda línea completamos en el tiempo, lo que hasta ahora se hace de forma puntual, al término de estudios o MIR. Los conocimientos en medicina, como en todas las áreas, evolucionan a una velocidad vertiginosa, y en pocos años los cambios pueden ser muy significativos. Cosas que ahora nos parecen bien asentadas, pueden variar de forma importante en períodos cortos de tiempo.

Manuel Garcia Bengoechea, Presidente del Colegio

Temas:
colegio


Artículos relacionados