Medikuen Ahotsa

Primera reunión del grupo Lehen Arreta Arnasberritzen: nota de prensa

Reportajes
Nota de prensa difundida por Lehen Arreta Arnasberritzen
San Sebastián a 5 de Octubre del 2017
 

(Nota: Lo que nació como Matxinada Lehen Arretan en Internet ha pasado ahora, tras una relexión, a llamarse Lehen Arreta Arnasberritzen, un nombre que creemos engloba mejor el propósito de las personas que estamos en él: trabajar para recuperar y reanimar la Atención Primaria). 

 
El envejecimiento de la población y los cambios sociofamiliares han determinado nuevas necesidades de salud al que el sistema sanitario debe dar respuesta. El aumento de la esperanza de vida en Euskadi, 83,15 años para la población total (86 años para la mujer y 80 para los varones) supone la aparición de pacientes cada vez más complejos y dependientes. Muchos de ellos necesitan cuidados sanitarios y soporte social en su domicilio. Esto supone un auténtico reto para los profesionales de Osakidetza si queremos seguir prestando una asistencia sanitaria de calidad y eficiente. Afortunadamente todavía Euskadi sigue manteniendo el mayor índice de gasto por persona de todas las CCAA (1613€ por persona).
 

Una atención sanitaria eficiente necesita de una red de atención primaria fuerte y resolutiva. Esto supone atención a los pacientes crónicos de diferente complejidad, incluidos los cuidados paliativos, pero también a los pacientes agudos sin descuidar las labores de prevención y promoción de la salud inherentes a la AP. Una atención sanitaria eficiente también necesita de una AP bien coordinada con la atención hospitalaria, la salud mental y los servicios sociales. Hace unos días nos lo recordaba Carlos Calderón (médico de familia, sociólogo e investigador) en una entrevista en el Diario Vasco a propósito de su intervención en los cursos de verano de la UPV. 
 
La principal tecnología que usamos en AP es el tiempo. Necesitamos tiempo suficiente para resolver los múltiples motivos de consulta que nos plantea cada persona que atendemos. A nadie se le escapa que las consultas a domicilio de pacientes con múltiples patologías y dependientes ocupan cada vez más tiempo de nuestra jornada laboral.
 
Es fundamental que los profesionales podamos gestionar nuestra agenda para optimizar el tiempo que necesita cada paciente. Pero además necesitamos tiempo para buscar respuesta a las preguntas que nos plantea la atención a nuestros pacientes, planificar y evaluar nuestras actividades, realizar sesiones clínicas, supervisar la docencia de nuestros residentes y hasta realizar estudios de investigación.
 
Pero este planteamiento cada vez es más difícil de alcanzar por múltiples razones. Muchas de ellas se describen en la carta que nuestra compañera Ina Idarreta publicó hace unos días : ausencia de profesionales con insuficiente sustitución en los centros de salud, mala organización por falta de autonomía en la gestión del tiempo propio, burocracia absurda que nadie sabe o quiere eliminar, mal uso de los servicios sanitarios por parte de algunos pacientes, fallos en la implementación de una integración asistencial que permite la toma arbitraria de decisiones en los mecanismos de coordinación entre profesionales, fallos en la transmisión de la información dentro de la organización, etc. La carta ha tenido más de 1700 adhesiones y refleja que no es un hecho aislado y que muchos profesionales de AP han vivido la misma situación.
 
Por eso, hace ya varias semanas, más de 190 médicos de familia y pediatras vascos, la mayoría de Gipuzkoa, creamos un foro virtual ( Matxinada Lehen Arretan ) para reflexionar y debatir sobre la situación de la AP con el fin de realizar propuestas constructivas para conseguir una AP que sea más eficiente y devolver la dignidad a los profesionales que trabajamos en ella.
 
El siguiente paso ha sido reunirnos el pasado sábado 30 de septiembre en el Colegio de Médicos de Gipuzkoa para organizarnos y continuar con el debate y reflexión iniciado virtualmente. Las tres horas de reunión ya han dado sus frutos. En este momento, contamos con un representante en 40 centros de salud de Gipuzkoa y extenderemos la iniciativa a Bizkaia y a Araba. Nos parece que para devolver la dignidad a los médicos de familia y pediatras, y conseguir una atención primaria fuerte necesitamos comenzar por:
 
  • Una mayor autonomía en la gestión en cada centro de salud
  • Un cambio profundo en la forma de trabajar de los equipos de atención primaria con redistribución de funciones entre profesionales sanitarios y no sanitarios
  • Una desburocratización radical de nuestra atención sanitaria especialmente de la Atención Primaria
  • Una verdadera integración asistencial entre la AP y el resto de especialistas que incluya: el respeto entre profesionales, el abordaje conjunto de los problemas clínicos compartidos, el establecimiento consensuado de las actuaciones y flujo de pacientes, la elección consensuada de canales de comunicación incluidas las consultas no presenciales bidireccionales y el diseño conjunto y consensuado de la evaluación de la coordinación.
  • Acabar con la precariedad laboral haciendo atractiva (continuidad de contratos, asignación a equipos concretos,etc) la incorporación de los jóvenes especialistas en medicina de familia y pediatría a la red de atención primaria. Así evitaremos la fuga de profesionales a otros destinos, a la sanidad privada o al extranjero.De esta forma conseguiremos el refuerzo estructural que nuestra plantilla necesita y aseguraremos la calidad de la atención durante las ausencias de los diferentes profesionales.

Las propuestas que hagamos responderán a estos puntos y a los que surjan de la reflexión y debate que hemos iniciado en Lehen Arreta Arnasberritzen. Para participar, los interesados deberán escribir desde su correo privado a lehenarretaarnasberritzen@gmail.com y recibirán la invitación para entrar en el foro.