Medikuen Ahotsa

Ayuda humanitaria tras el paso del ciclón Idai por Mozambique

Reportajes

A primeros del mes de marzo, una fuerte tormenta que fue ganando en intensidad hasta convertirse en el ciclón Idai llegaba a las costas de Mozambique. En la noche del 14 de marzo Idai tocó tierra en Beira y siguió avanzando al interior hacia la parte occidental de Zimbabue, donde también ha causado innumerables daños y centenares de fallecidos. Los fuertes vientos y la gran cantidad de agua acumulada han causado la muerte de cientos de personas y han dañado y destruido miles de edificios en toda la zona. Más de un millón de personas han resultado damnificadas a causa de las inundaciones perdiendo sus hogares y la mayoría de las comunidades carecen de acceso a fuentes de agua potable y electricidad.

Los equipos de emergencia de Médicos Sin Fronteras (MSF) han iniciado sus actividades médicas para responder a la catástrofe y han activado por completo sus sistemas de respuesta de emergencia. Tan pronto como se volvió a abrir el aeropuerto y los aviones lograron aterrizar en Beira, MSF envió un pequeño equipo de emergencia desde Maputo. Poco después los integrantes de este primer equipo han aumentado y la organización cuenta ahora con más de 60 trabajadores internacionales junto al personal de MSF que ya estaba establecido en Beira. Además, MSF está contratando personal local para responder a las necesidades de la población damnificada.

Muchos pueblos se han quedado incomunicados, después de que Idai arrasase carreteras y puentes de la zona. Según explica el coordinador de emergencias de Médicos Sin Fronteras, Gert Verdonck, "hemos recibido informaciones de que la situación fuera de la ciudad puede ser peor".

En un comunicado, la organización advierte que “dada la enorme cantidad de agua que cayó y atravesó Beira durante el ciclón Idai y la magnitud de los daños, no resulta sorprendente que surjan en la ciudad brotes de enfermedades transmitidas por el agua, como el cólera”.

En la actualidad, los equipos de MSF en Beira trabajan, en colaboración con el Ministerio de Salud, en tres centros de salud donde atienden casos de diarrea aguda y reparan los daños  sufridos por el ciclón. A medida que más personal y suministros lleguen a Beira, este apoyo se extenderá a al menos un centro de salud más de la ciudad para asegurar que los pacientes con diarrea severa reciben rehidratación oral e intravenosa vital.

MSF también ha puesto en marcha clínicas móviles para facilitar atención primaria a las comunidades más afectadas. Estos equipos, compuestos por médicos, auxiliares de clínica, enfermeros, promotores de salud y orientadores, están visitando las áreas más pobres de Beira, así como algunos de los 37 centros de tránsito que acogen a personas que han perdido sus hogares y han sido rescatadas de áreas inundadas fuera de Beira.

"Gracias a la larga presencia en el país y de trabajo con el Ministerio de Salud en el tratamiento del VIH en Mozambique, hemos podido responder de manera rápida", asegura Verdonck.

Colaboración

Médicos Sin Fronteras está recaudando para esta intervención. Las donaciones se pueden realizar a través de la bancaria: ES57 2100 3063 99 2200110010, online en www.msf.es/emergencia o por teléfono llamando al 900 494 274.

Toda la información sobre la respuesta de MSF a los daños causados por el ciclón Idai en Mozambique y Zimbabue y las inundaciones en Malaui disponible en: https://www.msf.es/emergencia-ciclon-idai

Equipos de emergencia de MSF han iniciado sus actividades médicas