Medikuen Ahotsa

En recuerdo al doctor Enrique Telleria

Editoriales

Amistad, generosidad, capacidad de trabajo, cons­tancia, talante integrador o convicción democrá­tica. Estos son sólo algunos de los calificativos con los que en las últimas semanas médicos y demás com­pañeros han identificado a Enrique Telleria (Ataun, 1935 – Donostia, 2015), quien durante más de 20 años fue presi­dente de nuestro Colegio Oficial de Médicos de Gipuzkoa y que nos dejó el pasado 26 de abril.

Manuel Garcia Bengoechea, presidente del Colegio

En esas dos décadas al frente de nuestra institución, Telleria acumuló una so­bresaliente trayectoria de logros para el colectivo médico y para su dignidad profesional, siempre en beneficio de la salud de los guipuzcoanos. Cabe enumerar en estas líneas sólo algunos de esos hitos que uno de sus fieles colaborado­res durante dieciséis años, el exsecretario general del Cole­gio Fidel Egaña, rememoró hace justo doce meses, durante la ceremonia de entrega de la Medalla de Oro del Colegio al ataundarra.

Telleria impulsó la construcción de la actual sede colegial, y dotó a la institución de nuevos estatutos, aún hoy vigentes. También luchó contra el intrusismo profesional y defendió constantemente la libertad de expresión, tanto de médicos como del resto de ciudadanos, incluso oponiéndose a las presiones externas. Reivindicó la libertad de prescripción y protegió al médico ante las agresiones que pudiera pade­cer en el ejercicio de su profesión. El histórico presidente estableció la receta médica colegial para el ejercicio mé­dico privado antes de que se implantara el modelo actual unificado en todo el Estado, impulsó la Asesoría Jurídica y contribuyó a la mejora del Seguro de Responsabilidad Civil Profesional. También reconvirtió el anterior modelo para incorporar a los servicios del Colegio nuevas prestaciones sociales y para reafirmar la importancia de la formación continua. Su aportación fue asimismo determinante para la constitución del Consejo Vasco de Colegios de Médicos.

Estas mismas páginas de la revista colegial Medikuen Ahot­sa – Gipuzkoa Médica deben su existencia al tesón de Telle­ria y a su firme convicción en la necesidad de dar a conocer tanto a los médicos como al resto de los ciudadanos la im­portancia de la colegiación y la utilidad y necesidad del Co­legio para salvaguardar los principios éticos de la profesión médica, y la correcta atención sanitaria de los ciudadanos. Sirva, por tanto, esta revista creada por quien fue su primer presidente del Consejo Editorial para expresar la enorme gratitud de la actual Junta de Gobierno a su labor y para rendir un último tributo a su generosa personalidad y a su encomiable compañerismo. 

Manuel Garcia Bengoechea, Presidente del Colegio

Temas:
medicina