Medikuen Ahotsa

Dr. Juanjo Martínez «DOA pretende atender a personas sin recursos y formar al personal local »

Entrevistas

Denok Osasunaren Alde es una ONGD compuesta por voluntarios vinculados al sector sanitario, centrada en ayudar a los más necesitados. Cuentan con proyectos en Guatemala o Bolivia y según su presidente, la función del docente es clave para favorecer la ampliación de los conocimientos del personal sanitario local.    

¿Cuándo echa a andar DOA? ¿Quiénes la crean?

DOA es una Organización No Gubernamental para el Desarrollo (ONGD)  fundada en Donostia-San Sebastián por voluntarios vinculados al sector sanitario de diferentes hospitales Guipuzcoanos. Impulsados por la inquietud de ayudar a los más necesitados con nuestro trabajo, decidimos formar esta ONGD para viajar a Guatemala, a través de la colaboración con la ONGD andaluza IBERMED (médicos con Iberoamérica). Inicialmente nos facilitaron viajar con ellos a Antigua Guatemala, y después nos ayudaron a constituir DOA.

En febrero de 2002 nos reunimos un grupo de unas 10 personas para crear formalmente DOA. El primer proyecto de nuestra ONGD fue ir a trabajar a Guatemala, a las Obras Sociales del Hermano Pedro en Antigua Guatemala. Actualmente contamos con 172 voluntarios, es el activo más importante que tiene DOA, su elevado número de voluntarios que participan en los proyectos.

¿Con qué objetivos nace la ONG?

El objetivo principal era, como dijo en una ocasión Candi, una enfermera voluntaria de nuestra ONGD, ayudar con nuestra profesión y trabajo a que los más necesitados pudieran tener una atención médica adecuada y mejorar las condiciones de vida de esas personas que no tienen absolutamente ninguna posibilidad de acceder a una atención  médica o quirúrgica por no tener recursos

¿Qué tipo de profesionales trabajáis en la ONG?

La ONGD tiene dos secciones. Una es la sanitaria, que es la más numerosa en cuanto a voluntarios y que la formamos médicos de diferentes especialidades, personal de enfermería, tanto enfermeras como auxiliares, y voluntarios de electromedicina. La otra es la sección de educación que está formada por profesionales de formación profesional y de educación especial. También hemos tenido algunos ingenieros trabajando en la construcción de escuelas o en la ampliación y adecuación de centros sanitarios

¿Qué vínculo existe con el ámbito de la salud?

Mucha. DOA es una organización que como acabo de decir tiene dos secciones, sanitaria y educativa, pero nace como organización para trabajar en salud y formada en su inicio por solo profesionales sanitarios. Además la mayoría de nuestros proyectos tiene relación directa con el ámbito sanitario. La atención directa a personas sin recursos y la formación del personal local para la mejora de sus conocimientos son los pilares básicos que sostienen la actividad de DOA.

¿Cuál ha sido su andadura hasta ahora y los proyectos más destacados?

En los catorce años hemos desplazado a más de 2.200 voluntarios a Bolivia y Guatemala,  visto más de 18.000 pacientes, realizado más de 6.000 intervenciones, más de 5.500 tratamientos odontológicos, más de 5.000 ecografías y estudios radiológicos. Hemos construido un colegio en Guatemala y otro en Bolivia. Hemos montado dos bibliotecas y una ludoteca en Guatemala y hemos puesto en marcha la especialidad de mecánica automotriz en 3 colegios, y se han fortalecido y consolidados 2 escuelas de educación especial para niños con discapacidad.

Una de las actividades principales que enfatizamos es la formación, donde tratamos de ofrecerles formación en las técnicas quirúrgicas o de enfermería que se realizan en España y que ayuda a la promoción de los profesionales locales. Además, se ha establecido un programa de becas a jóvenes sin recursos, y otro programa de becas de especialidades médicas.

En el año 2010 se creó la Fundación DOA BOLIVIA, con el objeto de poder llevar a cabo una mejor gestión del trabajo que se realiza en ese país y que la Fundación este gestionada íntegramente por personal boliviano.

Proyecto presentado a las ayudas de Cooperación 2015 de la Fundación del Colegio

¿En qué consiste el proyecto que presentasteis?

En esta convocatoria presentamos dos proyectos: El primero en Bolivia, el fortalecimiento del sistema de salud del departamento del Beni, en el ámbito asistencial y de formación. El segundo en Guatemala, el Programa de colaboración y fortalecimiento del sistema de salud en el ámbito asistencial, de formación y capacitación del personal sanitario. El marco de acción abarca: formación del personal sanitario local, asistencia quirúrgica a la población más necesitada, equipamiento médico de los hospitales donde llevamos a cabo nuestro trabajo asistencial y promoción de la mujer y el indígena.

¿Cuál es la situación de las zonas en las que trabajáis? ¿Cuáles dirías que son las necesidades más primordiales a cubrir?

El denominador común es que existen hospitales públicos y médicos donde no tienen los medios necesarios para atender a los pacientes; no tienen los antibióticos, ni los analgésicos, ni los medios necesarios para realizar una intervención quirúrgica. Por un ejemplo, si una paciente con una apendicitis llega a un hospital de las zonas donde nosotros trabajamos, el personal sanitario le atiende e incluso le ingresan en el hospital, pero le dan una pequeña nota donde figura todo lo necesario para su atención o intervención quirúrgica. El paciente se tiene que pagar los derechos de quirófano y todo el material que se vaya a emplear en su intervención. Esto en países donde el índice de pobreza es del 75-80%, es muy difícil poder comprar lo necesario para su operación. Nuestros voluntarios se encargan de recoger a lo largo de todo el año la mayor parte del material que se van a utilizar en las operaciones.

¿Qué mejoras habéis podido realizar desde que llegasteis?

Las mejoras son notables y bien visibles especialmente en la parte formativa. El interés de la universidad por incorporar estudiantes  y residentes a las misiones es un auténtico éxito. A lo largo de las misiones se lleva a cabo una labor formativa al personal local que luego es aplicado a lo largo de todo el año y que es evaluado por la universidad como parte del programa formativo. Además, los médicos especialistas de los lugares donde trabajamos van incorporando a su práctica médica habitual los conocimientos y procesos que adquieren con nosotros.

¿En qué fase se encuentra ahora mismo el proyecto?

El proyecto se encuentra en fase de finalización, ya que la parte asistencial se llevó a cabo en los meses de Septiembre a Diciembre y ahora es cuando se están desarrollando y evaluando los programas de formación realizados.

Entre otras acciones, contáis con un proyecto específico para la mujer. ¿Por qué?

Desde DOA siempre hemos enfatizado la labor de la mujer en el desarrollo. Es imprescindible asegurar una igualdad a la hora de buscar mejora en las estructuras locales y en el propio desarrollo de los pueblos. Por ello buscamos incidir en los sectores más desfavorecidos dentro de la pobreza extrema que se vive en los lugares donde trabajamos tanto de Guatemala como de Bolivia. Se establecen programas específicos para su atención: campañas gratuitas de diagnóstico precoz de cáncer cérvico-uterino o campañas gratuitas de prevención de cáncer de mama.

Defendéis que la función docente es clave en vuestro proyecto. ¿Puedes explicarlo?

Desde el inicio del trabajo de DOA en Guatemala, vimos que el trabajo quirúrgico directo a la población más necesitada no lo era todo, sino que era necesario e importante ofrecer formación y favorecer la ampliación de los conocimientos del personal sanitario local para que ello redundara en una mejor atención a la población. Los profesionales locales son los protagonistas del propio desarrollo comunitario.

¿Cuántas personas se beneficiarán de este proyecto?

Entre los dos proyectos han participado 72 voluntarios del ámbito sanitario entre especialistas y personal de enfermería, y hemos podido llegar a más de 700 intervenciones quirúrgicas  en los 606 pacientes intervenidos quirúrgicamente a lo largo del 2015. Además, 80 profesionales locales han sido formados gracias a los programas formativos que se llevan a cabo paralelamente a las jornadas quirúrgicas. Las campañas específicas de atención y promoción de la mujer han tenido como beneficiarias a más de 1.500 mujeres que han participado en los programas de detección de cáncer cérvico-uterino y en la campaña de detección de cáncer de mama. 

Presente y futuro de la organización

¿Cuánta gente está involucrada a día de hoy en la ONG?

En estos momentos somos unos 300 socios y colaboradores de la ONG. De estos socios, 172 son los voluntarios que participan en nuestros programas.

Personalmente, ¿qué os exige y aporta formar parte de un proyecto como DOA?

La exigencia que DOA nos pide a los voluntarios la adjudica cada uno personalmente en función de su disponibilidad, necesidad e interés en participar de forma más o menos activa en un programa y/o actividad general de la ONGD. Todos somos necesarios para hacer que DOA siga funcionando, los que pueden o deciden dedicar más tiempo y los que pueden menos. Nos aporta ayudar con nuestra profesión y trabajo directo a que los más necesitados puedan tener una atención médica adecuada y mejorar así sus condiciones de vida. Sin embargo, la satisfacción personal de ver que con ese trabajo estás ayudando a mejorar la calidad de vida y el desarrollo de personas que no tiene absolutamente nada y que en situaciones normales no tendrían nunca acceso a una atención médica es muy motivador. El desarrollo de esas personas conlleva un desarrollo comunitario y local, y hace que creamos que nuestra labor asistencial y formativa genera una mejora significa no solo en los que se benefician directamente de nuestra labor, sino de toda las comunidades y poblaciones donde estamos llevando asistencia sanitaria.

¿Cómo veis el futuro? ¿Qué proyectos os gustaría realizar?

El futuro es complicado debido principalmente a la crisis que hemos sufrido en los últimos años, que ha conllevado a continuos recortes en los apoyos a organizaciones sociales que trabajamos en países de menor desarrollo.  Sin duda es entendible que tengamos que asumir una mayor solidaridad con las miles  de familias que se han visto afectadas directamente por la crisis, pero sin duda esa situación no debe de hacer que olvidemos a otras personas que todavía están peor que nosotros. Nuestra idea de futuro es seguir aunando fuerzas y creando sensibilidad mediante una mayor participación de voluntariado y generación de colaboradores en nuestra ONG con lo que podremos juntar nuevos equipos quirúrgico-formativos para desplazar a Bolivia y Guatemala.

Para ello, ¿qué necesidades tiene ahora mismo la ONG? (financiación, voluntariado, divulgación…)

La mayor necesidad que tenemos es la de financiación. Hemos tenido que recortar las actividades por falta de recursos económicos. Voluntariado tenemos suficiente, ya que al recortar las acciones hay voluntarios que no han podido participar algún año, pero siempre son necesarios y se agradece la incorporación de nuevos profesionales voluntarios. Pero hay especialidades como la Anestesia, donde menos voluntariado tenemos y que nos vendría muy bien incorporar a nuestra organización.

 

¿QUIERES COLABORAR?

Puedes hacerlo de diferentes formas:

Visita la web: www.doaong.net

Contacta para hacerte socio: doaong@telefonica.net

Colaboraciones:

KUTXABANK: ES70 2095 50 3996 1062540157

LA CAIXA: ES40 2100 64 9262 2200049804

Temas:
cooperación


Artículos relacionados