Una nueva generación de médicos guipuzcoanos
 Medikuen Ahotsa

Una nueva generación de médicos guipuzcoanos

Actividad colegial

Medikuntzaren «balioen» garrantzia aipatu zen Elkargoan egin zen harreran

El Colegio celebró un acto para MIR de primer año, a quienes se les recordó la importancia de los “valores” en el ejercicio de la Medicina.

Gipuzkoa y, además, los jóvenes que durante este año se encuentran realizando su primer año de residencia cumplen también sus primeros meses como colegiados. Por eso el Colegio de Médicos quiso el pasado mes de octubre abrir sus puertas a esta nueva generación de profesionales con la organización de un acto en el que se les explicó en qué consiste la labor de esta institución, y en el que se les recordó que en la Medicina los “valores” son igual de importantes que la adquisición de conocimientos o la formación.

“Quedamos a vuestra disposición para cualquier cosa que necesitéis en el ejercicio de vuestra labor profesional”, les insistió el presidente del Colegio, Manuel García Bengoechea, a modo de recibimiento. De la actividad colegial, él quiso poner en valor, especialmente, tanto las prestaciones que facilita la Fundación para la Protección Social de la OMC —el Patronato— como el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME-Sendagile Artean) que, según recordó, supone una “ayuda muy importante” para aquellos médicos que sufren  problemas psiquiátricos o alguna adicción.

Junto a él estuvieron José Manuel Ladrón de Guevara, gerente del Hospital Universitario Donostia; la entonces vocal de los MIR en la Junta de Gobierno del Colegio, Elene Oyarzabal; la jefa de servicio de Medicina Intensiva y jefa de estudios del Hospital Universitario Donostia, Pilar Marco; la jefa de estudios de Medicina Familiar del mismo centro, Eulalia Mariñelarena; y el presidente de la Comisión Deontológica del Colegio, Iñaki Ayesa. Este último hizo especial hincapié en la necesidad de que todos los médicos jóvenes se conciencien con el cumplimiento del “compromiso ético” inherente a la profesión médica, y del Código Deontológico.

En un corrillo posterior los médicos residentes reconocieron no haber necesitado aún de los servicios del Colegio, y por eso aseguraron desconocer cuáles son todas las oportunidades e iniciativas que pone a su disposición esta institución. “Esperamos que si nos surge cualquier problema podamos venir aquí y nos ayuden a solucionarlo”, afirmaron. Asimismo, mostraron su preocupación por el hecho de que haya médicos que una vez acabada la residencia sigan teniendo dificultades para encontrar trabajo. Por ello, reivindicaron “más oportunidades laborales”. Respecto a su periodo formativo en el hospital afirmaron haber sido correctamente acogidos por todo el personal del centro.

Temas:
jóvenes MIR


Artículos relacionados