Medikuen Ahotsa

Hablamos con Ely Blarduni sobre el libro de la Clínica San Miguel de Beasain

Entrevistas
  • ¿Cuándo te decidiste a escribir este libro y qué te movió a ello?

Me movió fundamentalmente el desconocimiento que había sobre la clínica y sobre todas las personas que habían trabajado en ella. Desde que la conocí en el año 1978, cuando llegué a trabajar en ella procedente de Argentina, tuve mucha curiosidad por saber de sus orígenes. Ya jubilada empecé a pensar en ello y el encierro que sufrimos durante la pandemia me dio todo el tiempo necesario para dedicarme a un proyecto tantas veces pensado, fue una ocupación formidable para superar una época tan complicada. En la motivación hubo dos objetivos: el reconocimiento de todas estas personas, ya que sin ellas, las paredes de la clínica no hubieran sido nada y un gesto de agradecimiento a este lugar que hizo posible el ejercicio de mi vocación como pediatra y un agradecimiento muy especial, a las niñas y niños que he conocido en mi trayecto profesional.

¿Por dónde empezaste? ¿Cómo has ido recopilando la información?

Empezaba de cero, no tenía nada de nada…tuve mucha suerte de que el Ayuntamiento de Beasain aprobase el proyecto y le asignara el Nº 31 de la colección “Beasaingo Paperak” para ser publicado este año 2023, coincidiendo con el 40 aniversario del cierre definitivo de la Clínica el 21 de diciembre de 1983. Mi mayor fortuna, además, fue que no estuve sola en esta empresa, me acompañaron muchas personas con gran generosidad e implicación. Conté con la ayuda inestimable de instituciones como los ayuntamientos del Goierri (especialmente Beasain, Mutiloa, Idiazabal), diferentes Registros, Archivos, Universidades y muy especialmente una red de recuerdos, fotografías, ideas, anécdotas, recursos de todo tipo que hicieron posible estas memorias.

  • ¿Qué encontraremos en el libro?

El libro está dividido en tres capítulos: Origen-Devenir-Final. Cada uno tiene sus protagonistas: en el Origen son los doctores Tellería, padre e hijo que fueron los que construyen el centro y lo ponen en marcha; en el Devenir la Clínica tiene su época más maternal dirigida por eldoctor Bibiano Larramendi Larrañaga que la amplia y se rodea de diferentes especialistas para dar servicios más completos. El capítulo Final comienza con su reapertura en el año 1975, por el cierre temporal tras el fallecimiento del Dr. Larramendi y es cuando entro a formar parte de la plantilla con un grupo de profesionales de la medicina y de la enfermería que coincidíamos en ilusión, juventud y deseos de ejercer nuestras respectivas profesiones al servicio de la comarca y sus gentes.

  • ¿Qué recuerdos tenéis los que pasasteis por allí?

Tenemos recuerdos de todo tipo, la mayoría son buenos, funcionamos en equipo, trabajamos con ganas, aprendimos unos de otros…creo no equivocarme en decir que hicimos adherencia, amistad…celebramos bodas, nacimientos, nos divertíamos en las fiestas de los distintos pueblos del Goierri…TODO, a la vez que cumplíamos con nuestro trabajo…como será que seguimos, tras 40 años del cierre, reuniéndonos todos los años, el 29 de septiembre Día del Arcángel San Miguel.

 

  • Cuéntanos alguna curiosidad de la clínica que no imaginemos.

¡Tenemos que retrotraernos a 45 años atrás! Trabajé con dos pediatras inigualables: la Dra. Ana María Palmieri y el Dr. Josi Zudaire. En la clínica nos dieron la posibilidad de cambiar algunas actuaciones…por ejemplo: me impactó que a los niños y niñas se los atendiera, por decreto, hasta los 7 años, en fin, que a esa edad dejaban de pertenecer al área pediátrica y ampliamos la edad. Recuerdo también que no se entregaba ninguna información del parto y del recién nacido al alta y comenzamos a dar una especie de cartilla con todos los datos neonatales. Por otro lado, el servicio de ambulancias era una verdadera salvación para la población y para los profesionales, pero tenían una infraestructura mínima y en más de un traslado tuvimos que ser nosotros los que acompañamos al paciente…

Vivíamos en la comarca, ya que teníamos guardia localizada en un radio de 40 km y no había móviles, podéis imaginar la sujeción que esto implicaba…además, se nos ocurrió ofrecer la atención del recién nacido en el parto…más atadura…imposible…

Y conseguir que no se prescribiera inyecciones de Benzetacil fue toda una lucha, uno de los nombres más populares de la Penicilina G Benzatina se indicaba para todo y produce mucho dolor, para los pacientes pediátricos era una medicación que podía evitarse, igualmente efectivos han sido hasta ahora los jarabes o comprimidos de Amoxicilina…Lo mismo con el tratamiento para los procesos virales, febriles…fue laborioso no medicar con antibióticos…llegaron a llamarme “Doctora Aspirina”.

  • ¿Qué significó la Clínica para la comarca del Goierri?

Creo que resumiendo muchísimo la Clínica San Miguel de Beasain fue el embrión de una asistencia sanitaria pública para toda la población de la comarca. Si partimos que se edifica en el comienzo de la década del 30, que soportó la Guerra Civil, la dictadura franquista y todas las transformaciones que los avances en medicina iban imponiendo, sus casi 50 años de existencia en servicio han significado mucho para Beasain y sus alrededores.

  • ¿Y para ti? ¿Qué lugar tiene esta clínica en tu carrera profesional?

Para mi tiene mucho en lo personal y en lo profesional. En lo personal fui acogida con mucho afecto y hoy poseo dos familias una: en ultramar y otra en Euskal Herria. En lo profesional, fue mi comienzo como pediatra, llegué a la clínica con ilusión, con proyectos, con vocación de servicio y que esta Clínica me haya brindado esa posibilidad es de agradecer eternamente…no siempre una inmigrante consigue ver cumplidos sus anhelos y propósitos.

  • ¿Dónde se puede adquirir el libro?

En Beasain hay sitios donde se puede adquirir:

  • LIBRERÍA MIRENTXU: Kalea, Nafarroa etorbidea, 9, 20.200 Beasain – Gipuzkoa Teléfono: 943 880455
  • LIBRERÍA ION ARANBURU: Kalea, Nafarroa Etorbidea, 19, Beasain – Gipuzkoa Teléfono: 943 886305
  • Ayuntamiento de Beasain: Plaza san Martín de Loinaz, 1, 20.200 Beasain-Gipuzkoa Teléfono: 943 028050