Medikuen Ahotsa

Protege tu salud y la de tu comunidad, vacúnate contra el Herpes Zóster

Tribuna Abierta

El virus de la varicela zóster se caracteriza por su capacidad de permanecer en estado latente en el interior del organismo humano tras infectarlo. Se estima que el riesgo de Herpes zóster (HZ) es de alrededor del 30% a lo largo de la vida, pudiendo llegar al 50% en las personas con 85 años o más. Apróximadamente un 30% de los casos evolucionan con complicación, siendo la más frecuente la neuralgia postherpética cuyo riesgo aumenta con la edad y es generalmente superior en adultos inmunocomprometidos, al igual que su severidad.

En cuanto a la vacuna, existe solo una disponible: Shingrix (poner la R de marca comercial) y está indicada en toda la población mayor de 65 años. La pauta vacunal son dos dosis separadas 2 meses (0, 2 meses). Son necesarias las 2 dosis para completar la pauta independientemente de la historia previa de HZ o de la recepción previa de la vacuna viva Zostavax (R). De momento no se ha determinado la necesidad de utilización de dosis de recuerdo. En caso de haber sufrido un HZ la vacunación es segura en cualquier momento tras la desaparición de las vesículas; en población inmunocompetente, se recomienda esperar un intervalo de 6 meses a 1 año tras el episodio.

La vacuna reduce la probabilidad de contraer la enfermedad, disminuye la intensidad y duración de los síntomas si se contrae tras vacunarse y puede prevenir complicaciones como la neuralgia posherpética. Es segura y eficaz, con efectos secundarios leves y transitorios en comparación con los riesgos asociados con la enfermedad misma.

Además, al vacunarte, no solo estás protegiendo tu propia salud sino que contribuyes a la salud comunitaria al prevenir la propagación del virus, protegiendo así a los más vulnerables.

Para solicitar la vacuna sólo tienes que llamar a tu enfermera/o del centro de salud. 

Belén López Rubio, médica de familia y vicepresidenta segunda de la Junta COMGI